sábado, 11 de marzo de 2017

Emily Dickinson.

En clase estuvimos trabajando los poemas de Emily Dickinson, esta autora fue una Poetisa estadounidense cuya obra, por su especial sensibilidad, misterio y profundidad, ha sido celebrada como una de las más grandes de habla inglesa de todos los tiempos.

En los fragmentos que leímos en clase, podemos observar como Emily Dickinson habla de ciertas cualidades, como por ejemplo son la humildad y la belleza.

En el primer fragmento podemos ver como se centra en la bondad, mientras que en el segundo fragmento se centraba más en la belleza y la verdad.


En mi opinión, esta autora muestra una increíble habilidad en la literatura, ya que tiene un talento espectacular, para decir esto, me baso en lo profundos que me han parecido sus poemas, estos poemas me han hecho reflexionar y pararme a pensar.

Os recomiendo a todos que os paréis a leer algún fragmento de esta admirable autora.


Oscar Wilde.

Oscar Wilde nació el 15 de octubre de 1854 en Dublín. Fue un escritor, poeta y dramaturgo de origen irlandés. Su vida se desarrollaría en una serie de ambientes que sucesivamente abrirían paso a diferentes estapas visibles en sus textos.

El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde es un pequeño prólogo en el que podemos decir que se reflexiona sobre el arte en la época del este autor.
Yo no me he podido centrar en solo una frase, ya que me parecen fascinanten la mayoría. Asique aquí os pondré algunas de ellas:

No existen libros morales o inmorales.
El artista es creador de belleza.
Los libros están bien o mal escritos. Eso es todo.
Revelar el arte y ocultar al artista es la meta del arte.
Son los elegidos, y en su caso las cosas hermosas sólo significan belleza.




Para Oscar Wilde la concepción social del arte es juzgar una obra artística por su significado, sin darle importancia a como está escrita. Yo no estoy de acuerdo con esto, ya que pienso que el arte es expresar lo que cada uno tiene dentro de sí mismo.

¡ El gran Walt Whitman !

En esta entrada os hablare de Walt Whitman. De este escritor podemos decir que fue  un poeta, enfermero voluntario, ensayista, periodista y humanista estadounidense. Su trabajo se inscribe en la transición entre el trascendentalismo y el realismo filosófico, incorporando ambos movimientos a su obra. Whitman está entre los más influyentes escritores del canon estadounidense y ha sido llamado el padre del verso libre. Su trabajo fue muy controvertido en su tiempo.




En clase vimos unos de sus fragmentos más famosos, el cual es el canto a mi mismo.
En este fragmento podemos ver como habla del disfrute del cuerpo con las limitaciones y grandezas que este tiene.
Representa con este poema un tipo de alabanza a la existencia, a nuestro ser.

Este poema, tanto a mí, como a mis compañeros nos transmitió un mensaje, ese mensaje fue que lo más importa es estar donde estamos y disfrutar todo al máximo, esto es lo más importante que tiene la vida. Vivimos en un presente y es de este del que nos tenemos que preocupar.




domingo, 5 de marzo de 2017

La bondad y Emily Dickinson.

El otro día en clase estuvimos leyendo unos pequeños fragmentos de la gran autora Emily Dickinson. Fue una poetisa estadounidense, cuya poesía apasionada ha colocado a su autora en el reducido panteón de poetas fundamentales estadounidenses que hoy comparte con Edgar Allan Poe, Ralph Waldo Emerson y Walt Whitman (leído en clase también).
En sus dos fragmentos habla de cualidades del hombre. Bondad, belleza y verdad.

En el primero de los dos fragmentos habla solo de la bondad. Habla de actos como ‘Evitar que un corazón se rompa’ o ‘ayudar a un desvalido pajarito de regreso a su nido’. Dice, que si ayuda en  esas pequeñas cosas, su vida habrá valido la pena.

En el segundo fragmento  se sitúa en un cementerio dónde se encuentra la belleza, sola, hasta que muere la verdad, las cuales son hermanas: ‘Somos hermanas, una son la Belleza y la Verdad’.


Por último, según los recursos que se emplean, en este fragmento podemos observar una gran repetición de disyuntiva y condicional.

sábado, 4 de marzo de 2017

Exposición de Jonathan Swift.

En clase, Luisa, nuestra profesora, asignó un tema a cada uno de nosotros, y a mí me toco Jonathan Swift. Aquí os dejo mi presentación:

Jonathan Swift  nació en Dublín, Irlanda, el 30 de noviembre de 1667. Hijo de padres protestantes, perdió a su padre unos meses antes del nacimiento. Su madre fue a Inglaterra dejando al niño al cuidado de su tío y con seis años comenzó sus estudios.

En 1688, con la muerte de su tío, se trasladó a vivir con su madre. En 1689 se convirtió en secretario del escritor William Temple. En ese tiempo conoció a una niña de ocho años, la cual, aparece en muchos de sus poemas. Fue también en este tiempo que él comenzó a sufrir de la enfermedad Mémière, un trastorno del oído interno que causa mareos y náuseas.

En 1691, Jonathan Swift fue a Oxford y en 1693 completó su doctorado en teología en la Universidad de Oxford. En 1695 fue ordenado sacerdote en la Iglesia de Irlanda.

La habilidad como satírico de Swift se evidencia en sus primeros libros: La batalla de los libros ridiculiza las discusiones de las obras de la Antigüedad a las modernas, adoptando el autor una posición favorable a los clásicos, mientras que Historia de una bañera, sátira sobre la pretenciosidad e hipocresía en el terreno de la religión y la literatura. Pero, esta claro, que su obra maestra fue Los viajes de Gulliver, fue publicada como anónimo en 1726 y obtuvo un éxito inmediato. Narración imaginativa, ingeniosa y sencilla de leer.

Jonathan Swift murió en Dublín, Irlanda, el 19 de octubre de 1745. Fue enterrado en la catedral de San Patricio.




Víctor Hugo.

Hace unos días me tocó hablar en clase de Víctor Hugo.
Víctor Marie Hugo en febrero de 1802 y  murió a los 83 años en mayo del 1885 en París. Fue un poeta, dramaturgo y novelista romántico francés, considerado como uno de los más importantes en lengua francesa. También fue un político e intelectual muy influyente y comprometido.
Ocupa un puesto notable en la historia de las letras francesas del siglo XIX por su gran variedad de géneros y ámbitos. Fue un poeta lírico, con obras como Odas y baladas o Las hojas de otoño Un poeta comprometido contra Napoleón III en Los castigos y poeta épico en La leyenda de los siglos. Fue también un novelista popular con obras como Nuestra Señora de París o Los miserables. En teatro expuso su teoría del drama romántico en la introducción de Cromwell .
Contribuyó de forma notable a la renovación lírica y teatral de la época; fue admirado por sus contemporáneos y aún lo es en la actualidad, aunque ciertos autores modernos le consideren un escritor controvertido. Su implicación política, que le supuso una condena al exilio, permitió a posteriores generaciones de escritores una reflexión sobre la implicación y el compromiso de los escritores en la vida política y social.
Sus opiniones, a la vez morales y políticas, y su obra excepcional, le convirtieron en un personaje emblemático a quien la Tercera República honró a su muerte con un funeral de Estado,  al que asistieron más de dos millones de personas, y con la inhumación de sus restos en el Panteón de París.


Canto a mi mismo, ¿qué quería expresar Whitman?

Walt Whitmam. Enfermero, ensayista, periodista y humanista estadounidense, pero nosotros le hemos conocido como un gran poeta. Hemos visto su famoso fragmento llamado ‘Canto a mi mismo’. El título es contradictorio, ya que no va sobre él. El tema es complicado verlo, pero quiere hablar en nombre de todos los hombres usando la primera persona y transmitir una tema muy claro: estamos aquí por algo, todos por la misma causa, y todos vamos al mismo sitio. Esto podemos verlo en el poema repetidas veces con la palabra ‘aquí’.

Esta idea se asocia al panteísmo, Doctrina y creencia según la cual todo cuanto existe participa de la naturaleza divina porque dios es inmanente al mundo.

En cuanto a recursos usa la catacresis: metáfora de uso corriente lexicalizada y no advertida como tal, que consiste en el uso de una palabra con un sentido diferente del que originariamente le corresponde con el fin de nombrar a una cosa que carece de nombre particular.

¡Walt Whitman, sin duda, es un gran poeta!